ZEMOS98 es, en sus propias palabras:

“un equipo de trabajo en la sociedad red, es cultura libre, procomún y re-mezcla.  Educación expandida, comunicación en beta y audiovisual integrado. Mediación tecnológica y experimentación de contenidos y formatos” .

Creado hace 12 años trabaja en un amplio abanico de campos como la gestión cultural, la educación, la comunicación 2.0, etc en constante colaboración con particulares e instituciones estructurando este trabajo en proyectos concretos.  No solo la creatividad es uno de sus objetivos sino que busca fomentar la participación activa y con ello el pensamiénto crítico.

 

La estrategia de Zemos98 pasa pasa por la diversificación de sus productos estando todos ellos relacionados con la sociedad red,la cultura y la educación (programación/formación cultural, educación, desarrollo audiovisual, comunicación 2.0). Para ello no cuenta con un equipo estable que desarrolle todos los proyectos sino que cada proyecto tiene sus colaboradores (ya sean una institución o un profesional) aprovechando así las sinergias que surgen de estas colaboraciones.

Sus colaboradores son múltiples y muy variados síntoma claro de su buen nombre y reputación. Destacamos a MediaLab Prado , Platoniq, CAMON, la Universidad Internacional de Andalucía  o producciones Doradas y a profesionales de renombre como Juan Freire, Tiscar Lara , Stephane M.Grueso, etc. Las colaboraciones con  entidades y profesionales de renombre en múltiples ámbitos aprovechan esas sinergias y enriquecen las actividades.

Su estrategia de comunicación les ha llevado a lograr una identidad digital poliédrica. Utilizan todas las herramientas disponibles para la comunicación 2.0 Blogs (tanto de sus proyectos como de sus colaboradores), canal de televisión propio, podcasts, mediateca, perfil en facebook (a pesar de que un principio eran críticos y reticentes a ello), gran presencia en twitter (tanto de la institución como de sus componentes y de manera muy activa). Y no solo la utilizan sino que lo hacen aportando contenidos de alta calidad y trasladando su buena reputación en el 1.0 a la esfera digital 2.0.

Su estrategia de comunicación me parece muy acertada y a la hora de proponer mejoras deberíamos conocer si “están donde quieren o quieren estar en algún sito más visibles”. Me refiero a que se podría tratar de mejorar su posicionamiento en los buscadores, hacerse más visible en los blogs y páginas de colaboradores, incrementar sus seguidores en facebook,  etc, pero, teniendo en cuenta su trabajada presencia digital, tal vez no han realizado alguna de estas acciones por algún motivo concreto ya que se me hace raro un trabajo de comunicación 2.0 tan intenso sin, por ejemplo presencia en webs colaboradoras

(Nota: Acertadísimo el ejemplo de Zemos98 para su análisis como último ejercicio del curso. Un descubrimiento!)

 

http://cultura-abierta.blogspot.com/2011/06/semana-16-la-importancia-de-ser-visible.html


 

 

 


 

La aparición del crowdfunding como vía de financiación de proyectos culturales abre un nuevo panorama en la producción cultural que da luz y esperanza a muchos proyectos que de otra forma, dormirían en cajones para la eternidad.

Nos planteamos cual sería la mejor manera de enfocar esta vía de financiación para un proyecto de innovación abierta. Si bien los proyectos cerrados tienen sus finalidades, calendario temporal, objetivos, presupuesto, etc. bien definido en una estructura abierta nos encontramos con problemas/beneficios por su esencia de apertura. A la hora de buscar financiación por la vía de micromecenazgo o crowdfunding considero más adecuado hacerlo escalando el proyecto.

Un proyecto abierto se caracteriza por la flexibilidad y su adaptación según evoluciona por lo que un planteamiento de financiación total del proyecto nos plantearía la necesidad de recaudar una gran cantidad y la dificultar de claridad y definición del mismo. Plantear esa financiación por etapas en función de su escalabilidad se adecuaría más a la estructura abierta por:

  1. Necesidad de  una buena, clara y concisa comunicación de los objetivos a los usuarios/financiadores. Marcar estos por etapas permite dar una mejor información y concretar mejor objetivos.
  2. La transparencia como eje fundamental en la co-financiación en busca de confianza. Un proyecto abierto puede resultar difuso y no dar confianza. Definir ingresos y gastos en las distintas etapas es más sencillo así como justificar lo ejecutado en cada actividad. Es más fácil transmitir confianza con escalas menores.
  3. Permite presupuestar por fases.
  4. Las distintas etapas nos permiten aprender y corregir de las anteriores para mejorar las siguientes así como mostrar a los futuros financiadores los logros de las ya realizadas.
  5. Dar opción a inversores a implicarse en la parte del proceso que prefiera o a lo largo de toda la vida del mismo
  6. Permiten aportaciones no dinerarias (trabajar para el proyecto) a cada etapa en función del interés de cada persona, algo básico en un proyecto de innovación abierta que se nutre del trabajo, ideas, conocimiento de comunidad. Si bien la implicación de principio a fin es lo deseable, el poder hacerlo en etapas puede animar más fácilmente a los usuarios.
Y como todo proyecto que busque financiarse por la vía del crowdfunding no debemos perder de vista:
  • La calidad de la propuesta y de su presentación.
  • La definición de los presupuestos de manera clara, objetiva y realista (una mala estimación puede dar al traste no solo con el proyecto o la etapa sino con nuestra credibilidad)
  • Transparencia y comunicación constante de la evolución del proyecto (tanto de la ejecución como de las desviaciones presupuestarias).
  • Retorno a los inversores bien sea en especie o económicamente.
  • Transmitir emoción e ilusión por el mismo no solo al principio sino a lo largo de todas las etapas ya que su estructura abierta pretende nutrirse constantemente.

 

http://cultura-abierta.blogspot.com/2011/06/semana-15-financiacion-20.html

Analizando los recursos disponibles esta semana, me ha venido a la mente mi época universitaria en la que analizábamos la importancia de la reducción de costes de producción y distribución a la hora de competir en un mercado dominado por grandes empresas que, a grandes volúmenes de producción, podían “amortizar” ese coste. Era evidente que en el mercado de masas esa competencia era imposible y que el éxito de un producto de una empresa pequeña pasaba por detectar nichos de mercado insatisfechos a los que cubrir necesidades. Ante este panorama los costes de distribución y el acceso a esos nichos se presentaban como los principales escollos a salvar.

 

Por entonces internet empezaba a asomar como una herramienta que revolucionaría el acceso al consumidor, descentralizaría la demanda y permitiría un acceso más global, una demanda más “a medida” y una menor necesidad de stocks físicos que permitirían abaratar costes y ofertar productos menos demandados a precios razonables (cosa hasta entonces impensable). Olvidarnos de la parte ancha de la cola, copada por “gigantes” y buscar en esa larga y estrecha cola que además de permitirnos participar en el mercado cubriría una demanda hasta entonces insatisfecha o a precios desorbitados.  En definitiva, pasar de los negocios basados en el Principio de Pareto a otros emergentes sustentados por las teorías del Long Tail , la cola del dinosaurio.

Y en esto, como en otras adaptaciones del modelo “empresarial”, tengo la sensación de que la gran industria  cultural llega tarde y no ha reaccionado a tiempo (cosa que nunca dejará de sorprenderme puesto que esta industria debiera caracterizarse por ser innovadora).

Lo fundamental para operar en el Long Tail pasa por:

– Reducción de costes de almacenamiento, distribución y producción. Hablaríamos de la democratización de las herramientas de producción y distribución que se están dando gracias a Internet y el avance tecnológico.

– Búsqueda de nichos insatisfechos. Pasa por conectar Oferta y Demanda. la reducción de costos de búsqueda ha permitido que la demanda se mueva más hacia la cola, es decir, se aumenta la demanda por nichos. Esta conexión puede realizarse de 3 formas en el entorno Long Tail

  1.  Sistemas de recomendación.
  2. Filtros inteligentes.
  3. Apelar a la comunidad.
De esta forma lograríamos una venta por recomendación asociada a compras anteriores y por otro lado la que se genera por recomendación de otros usuarios.

– Catálogo variado de productos para satisfacer un amplio rango.

 

Es evidente que para cumplir estos requisitos será necesario que estos productos sean digitalizables en pro de la reducción de costes mencionada.

Todo esto afecta al sistema de “grandes éxitos” desde el momento en el que el consumidor pasa de ser pasivo (consume lo que ofrecen los grandes) a ser activo, busca, se guía por recomendaciones, etc. No creo que afecte a la supervivencia de estos grandes éxitos (siempre habrá quien consuma estos productos influenciado por los medios, por gusto o por falta de tiempo o criterio para seleccionar otros) pero si creo que habrá un descenso en sus ventas puesto que muchos de los consumidores que antes no tenían otra opción, elegirán un producto más acorde a sus necesidades en detrimento del “masificado”.

Como última reflexión me gustaría destacar que si bien las empresas que se basan en el Long Tail están satisfaciendo necesidades no cubiertas en muchos sectores, considero de especial relevancia esta transformación en el sector cultural en pro de una democratización cultural que permita un acceso más amplio (a mayor número de población) y más libre (que sea el consumidor el que decida, el que marque los criterios y no las grandes empresas productoras/comunicadoras)

 

 

http://cultura-abierta.blogspot.com/2011/05/semana-14-distribucion-en-la-red.html

 

 

 

CAMON nace  de la mano de la obra social de Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM)
con el objetivo de convertirse en un referente de las nuevas tecnologías, un espacio cultural y tecnológico  dedicado a la formación basada en la innovación abierta.
Pone a disposición de los usuarios espacios físicos y virtuales en los que encontrar, experimentar, aprender y compartir.

  

Se trata de un nuevo rol de público co-creador o prosumidor que Encuentra (descubre, conoce), Experimenta (aprende haciendo de manera activa y no pasiva) y Comparte (incorpora sus conocimientos al común, enseñando).

Nos encontramos ante un cambio respecto a la participación de los usuarios en los proyectos culturales frente a la cerrada estructura tradicional. Si bien es CAMON quien propone las actividades y las líneas principales de trabajo  (y por ello no podríamos hablar de un modelo totalmente abierto) la participación va más allá de la tradicional, fomentando la interactividad, participación y contribución. Son los usuarios los que “alimentan” a los proyectos y actividades y las enriquecen para el procomún (modelo para gestionar recursos basado en la comunidad, donde TODOS pueden acceder al procomún (no solo los que tienen recursos) y se busca el fomento de la creatividad y la riqueza de la comunidad).

La piedra angular del aprendizaje en CAMON es su particular B-learning basada en los 3 pilares:

Encontrar – Experimentar – Compartir

Esta filosofía se basa en que “la idea de que aprender no es algo que se relega a ciertas horas del día, que se separa completamente de los momentos de ocio “. Creen en un aprendizaje de la experimentación, aprender actuando de forma lúdica, con lo que el paso siguiente de forma natural sea querer compartir la ilusión de ese aprendizaje con el resto de la comunidad.

 

 

http://cultura-abierta.blogspot.com/2011/05/semana-13-hacia-un-nuevo-modelo-de.html

Manifiesta se presenta como una bienal  Bienal  arte que se desplaza de ubicación cada dos años ha cumplido ya quince años, siempre buscando romper barreras que no sólo acerquen el arte al público, sino crear a través de ese conducto lazos que permitan establecer diálogos nuevos entre países, culturas y pensamientos.

Si bien a primera vista pudiera parecer que nos encontramos ante un evento abierto a la participación, su parte organizacional y promocional se basa en una estructura clásica cerrada. La innovación abierta no es uno de sus pilares y tampoco lo son la participación en el proyecto de los agentes de la ciudad donde se celebre.

En mi opinión, si Manifiesta quiere ir evolucionando hacia una apertura participativa debe pasar por que esa apertura le lleve al dialogo con los agentes y ciudadanos locales desde el principio del proceso. Esto, supone un cambio en la filosofía de Manifiesta tal y como se ha ido desarrollando hasta ahora, producción, comunicación y financiación cerrada.

Los principales pasos a seguir para la apertura de Manifiesta al entorno en el que sea realiza son:

  • El evento debe ser abierto desde antes incluso de su realización. Sería necesario una relación directa con los agentes, asociaciones, ciudadanía y empresas locales desde el momento del diseño del evento haciendo de este  proceso parte del evento en si (implicar antes-durante-después). Estudiar el entorno local, sus manifestaciones artísticas, sus galerías, sus asociaciones y centros culturales e invitarlos a la participación en el diseño de ese Manifiesta. Nadie como ellos conoce las características físicas y posibilidades de los espacios y las inquietudes culturales locales. Ellos podrán indicarnos no solo la adecuación de espacios sino la forma y modo en la que “tomar la calle” para implicar a la población de forma más activa (así, lograríamos acercarnos hasta a los que en un principio no tenía interés directo en acudir).
  • Crear grupos participativos implicados en los distintos proyectos dentro de manifiesta que ayuden en su desarrollo y evaluación.
  • Si bien el proyecto trata de promover cultura contemporánea sería interesante abrirlo hacia formas de colaboración más transversales que permitiesen a artistas de diferentes disciplinas co-exponer con los contemporáneos (una exposición de arte contemporáneo cohabitando con música local en directo, con talleres de creación de grupos locales, etc.).
  • Implicar al sector privado local en el evento mostrando la repercusión que un evento así tiene en la economía y difusión local. Para ello sería beneficioso que manifiesta contratase servicios con empresas locales y que llegase a acuerdos para que parte de las actividades se desarrollara en bares/hoteles/galerías y demás comercios.
  • Búsqueda de otras fuentes de financiación. Si bien el mecenazgo y la aportación pública son importantes es también cierto que esta última se encuentra en un momento crítico por lo que es necesaria la apertura a nuevas vías de ingreso. Por un lado la implicación con empresas locales podría aportarnos patrocinios y por otro se podría plantear la vía del crwowfunding para proyectos e iniciativas más pequeñas dentro del propio Ampliación de los medios de difusión: Tradicionalmente los medios de difusión On-line han sido para manifiesta una plataforma más en la que mostrar su publicidad Off-line. Esta apuesta por la innovación abierta que planteamos ahora pasaría por la utilización de las redes sociales para promocionar el evento pero sobre todo por un instrumento idóneo para la apertura del evento al público favoreciendo la co-organización y co-creación del mismo aprovechando todas las posibilidades de fedd-back que estos nos brindan en oposición a los medios tradicionales más estáticos (no prescindiríamos de estos por supuesto. La aparición de Manifiesta en medios generalistas garantiza un buen escaparate para el evento, genera noticia y “vende” la región al mundo lo que es fundamental).
  • Vida más allá de manifiesta: Uno de los propósitos principales es la  sostenibilidad local, se trata de  las aportaciones que Manifesta dejará en el territorio después de la fecha de clausura. Habiendo desarrollado todo el proyecto desde su germen de forma abierta y participativa tendremos implicación del entorno lo que nos permitirá hacer uso de los grupos de trabajo participativo para que sigan trabajando más allá de la clausura con el apoyo de Manifiesta, que podrá ser plataforma por su repercusión mediática de las ideas y acciones que estos planteen. La edición de Manifiesta se clausurará pero no así los grupos y talleres que hayan ido surgiendo en su desarrollo. De la misma forma, parte de esos colaboradores podrán servir de ayuda a los participantes de las siguientes ediciones aportando lo aprendido y logrando así también otro de los propósitos de la bienal: Animar a encontrar los puntos de conexión entre culturas. La interrelación entre las distintas ciudades “acogedoras” de manifiesta, para lo que las TIC´s podrían resultar una plataforma económica y ágil fomentará el enriquecimiento mutuo.
  • Si bien la bienal desarrolla su actividad cada vez en una región me parecería recomendable que durante su desarrollo en un determinado lugar tuviera su “reflejo” en el resto de regiones en los que se llevó acabo con anterioridad mediante la organización de charlas, conexiones a las actividades de Manifiesta por streaming, etc. para fomentar la vida del evento más allá del espacio y el tiempo.

    La historia de la música sufre su más importante cambio histórico en lo que a un producto de consumo se refiere, en el momento en el que los soportes comienzan a permitir que esta se disfrute más allá del directo (Edison fue el creador del primer equipo capaz de grabar y reproducir la voz humana llamado fonógrafo) . Surge así un gran avance para la difusión cultural que a su vez trae consigo la generación de una industria mayor y la aparición de intermediarios que van dando un mordisco a la tarta de beneficios que esta genera.

     

    Este modelo que ha avanzado y evolucionando con los años, con la aparición de nuevos soportes y medios de promoción tiene la base de su existencia en la necesidad del autor de llegar a un público y la “incapacidad” del público de poder llegar a la obra (dejando a un lado los directos) si no es vía esta intermediación.

    Pero las cosas cambian y la evolución de soportes y de los modos de relacionarse se modifican drásticamente.  Los nuevos medios permiten un contacto directo artista/autor con su público. Los avances tecnológicos permiten que el propio artista sea quien produzca sin intermediación (o con control sobre ella).

    Y en este escenario en el que nos encontramos la industria se muestra incapaz de adaptarse al cambio. Más que una cuestión de una incapacidad estaríamos ante una resistencia y reticencia a ello. La venta de  cae pero los conciertos aumentan. El problema es que esto supone que la “tarta” ya no es la misma y tampoco lo es su reparto. Las formas de beneficio de la producción artística deberían ser revisadas, en vez de mantener una industria obsoleta a toda costa.

    Los grandes perjudicados no son los artistas sino las discográficas y toda la industria que los rodea. La venta de discos baja, pero los directos son cada vez más demandados por el público y los ingresos por esta vía van en aumento.

    El público puede acceder a contenidos de formas más libre, puede utilizar su criterio a la hora de seleccionar un artista y ya no necesita de la intermediación de un experto (discográfica, “recomendador”) que le asesore, guíe e induzca a consumir productos concretos. Estaríamos presenciando entonces una aparición de una especie de “libre mercado” apartado de los oligopolios históricos (no solo de producción y distribución sino también eminentemente mediáticos)

    ¿Quien aceptaría de buen grado la perdida de su  estatus y sus beneficios? Los derechos de autor y el copyright  como base de un argumento para evitar esa perdida con un discurso apocalíptico (que viene el lobo!) parecen ir perdiendo fuerza con los datos en las manos (quien más pierde, no es el autor que con los nuevos medios accede a otra forma de ingresos). Esa resistencia al cambio podrá demorarlo pero no detenerlo y ejemplos como los nuevos artistas con creaciones copyleft y bajo licencias Creative Commons muestran que es posible una producción, distribución y promoción distintas, una nueva industria más libre, con menos poder de los intermediarios y más accesible no solo para el público sino también para los artistas (no olvidemos lo arduo y complicado que resulta para los artistas (escritores, músicos, directores de cine…) el acceso al mercado si no es vía el “visto bueno” de la industria).

    Apasionante panorama, más libre, más variado en el que el éxito o no del producto no dependerá de la mediación/mediatización de los gigantes de la industria (aunque esto seguirá ocurriendo pero no en todos los casos) sino de la calidad y adecuación del producto a los gustos del consumidor y de la capacidad de acceder a este.

     

     

     

    http://cultura-abierta.blogspot.com/2011/05/introduccion-en-un-concepto-tradicional.html

     

     

    Platoniq  es una organización que desarrolla proyectos entorno a los usos de las TIC´s y el trabajo en red, todo ello aplicado a la organización, comunicación y autoformación ciudadana. Su objetivo es la difusión cultural y copyleft, buscando el conocimiento compartido, acceso libre a la información y en definitiva una democratización de las nuevas tecnologías.

    Áreas de trabajo:

    – La organización de eventos relacionados con cultura y tecnología.

    – La creación de contenidos documentales para radio, TV e Internet.

    – El desarrollo de herramientas (base de datos y software libre)

    1. HISTORIA:

    Platonic nace ne Berlín en el año 2001 desarrollando desde entonces su actividad principal en Barcelona. En el año 2003 comienza su colaboración con el Centro de Cultura  Contemporánea de Barcelona   y  ha obtenido  premios internacionales por su proyecto Burn Station, en el Festival Transitio de México DF y en el Festival de Cultura Digital Transmediale de Berlín, además de una mención de honor en los premios Unesco Digital Arts Awards.

    Su equipo está compuesto por:

     Susana Noguero: Productora cultural y desarrolladora de software. Se ocupa del desarrollo de software y bases de datos y de la logística de las actividades organizadas.

    Oliver Schulbaum: Productor cultural y realizador audiovisual para TV y radio. Combina su perfil de documentalista con la organización de eventos de cultura, innovación social y tecnología abierta.

    Esther Majadasistoriadora del Arte dedicada a la gestión cultural. Colabora con Platoniq en la producción de proyectos y la coordinación interna del colectivo.

    Ivan Verges: Ingeniero de Telecomunicaciones y entusiasta del software libre. Colabora con Platoniq desde el 2005 en las áreas de producción de software y soluciones técnicas para los proyectos.

     

    Ignacio García: Arquitecto, que se ha dedicado a la producción de eventos culturales. En Platoniq se ocupa del diseño gráfico y espacial de los proyectos y la edición de audio.

     

     

     

     

     

     

    Platoniq logra su financiación por medio de los cursos que imparten, la asesoría que realizan y las financiación pública de  proyectos concretos.

     

    2. PROYECTOS: Platoniq ha desarrollado y desarrolla en la actualidad multitud de proyectos entre los que podemos destacar: 

     

     

    • BBC: Banco común de conocimientos. Se trata de un campo de acción colectiva basado en la transferencia de conocimientos y la educación mutua. 
    • Burn Station: Estación copiadora para contenidos  Visibilización de producción y distribución libre de música de net labels y programas de net-radios. Self service de distribución en espacios publicos. 
    • Openserver: Open Server es un proyecto de servidor comunitario en Internet dedicado a la retransmisión de media (streaming), el archivo, la distribución y el intercambio de audio y vídeo de carácter cultural, experimental y social.
    • YOUCOOP:  Laboratorio de I+D de Platoniq en Internet, fruto de la experiencia acumulada gracias al proyecto Banco Común de Conocimientos.
    • IDEAZOKA- IDEACOOP: Cooperativa o herramienta de búsqueda de ideas y colaboraciones locales que puedan desarrollarse en co-laboratorios de emprendizaje.
    Enlaces externos: